Ataque a Siria seria genocidio

IADEG E581
Ataque a Siria sería genocidio dice Fidel Castro
LA HABANA, 28 ago (Xinhua) -- El ex presidente cubano, Fidel Castro, alertó hoy que "muy pronto" se iniciará un "genocidio contra los pueblos árabes" por la posible intervención militar de Estados Unidos y Reino Unido en Siria.
En un nuevo artículo de sus Reflexiones titulado "La mentira tarifada", Castro dijo sentirse conmovido por los "acontecimientos graves" que se ciernen sobre "ese valiente país árabe".
"No se trata simplemente de que los cohetes cruceros apunten hacia objetivos militares de Siria, sino que ese valiente país árabe, situado en el corazón de más de mil millones de musulmanes, cuyo espíritu de lucha es proverbial, ha declarado que resistirá hasta el último aliento cualquier ataque a su país", advirtió.
Según la cadena de televisión NBC, altos cargos del gobierno del presidente Barack Obama declararon que el ataque con misiles contra Siria podría lanzarse "tan pronto como este jueves".
Castro, de 87 años y retirado de los cargos políticos desde 2006 por enfermedad, enfatizó sobre el peligro de extinción que acecha a la humanidad de producirse la intervención militar contra el gobierno de Bashar al Assad.
También este miércoles, la cancillería de Cuba emitió una declaración en la que instó a hallar una solución política a la crisis en Siria y manifestó su rechazo a "cualquier intento de socavar la independencia, la soberanía e integridad territorial de Siria".
"Una agresión contra Siria provocaría gravísimas consecuencias para la ya convulsa región del Medio Oriente, constituiría una flagrante violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional y aumentaría los peligros para la paz y la seguridad internacionales", enfatizó el texto.
Añadió que "es necesario recordar que quienes más abogan hoy por una acción militar contra Siria son los mismos que lanzaron cruentas guerras sin mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, bajo la mentira deliberada de la existencia de armas de exterminio en masa o con el pretexto de la protección a civiles".

                                         ------------------------------------------
Alemania no participa en intervencion  Francia si
Moscú, 30 de agosto, RIA Novosti

Alemania no participará en una intervención militar en Siria, declaró el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, mientras que el presidente francés, François Hollande, reafirmó su intención de lanzar una operación contra el régimen de Asad.
“No nos lo han pedido ni consideramos esta posibilidad”, anunció Westerwelle en una entrevista al diario Neue Osnabrucker Zeitung.
Previamente, el ministro de Defensa del Reino Unido, Philip Hammond, declaró que Londres no participará en una operación militar contra Siria después de que el Parlamento británico declinara este plan.
Mientas tanto, la negativa de Reino Unido no cambió en nada la postura de Francia. Hollande manifestó en una entrevista al periódico Le Monde que su país desea una acción “proporcionada y firme” contra el régimen de Asad y podría intervenir en Siria.
“Cada país es soberano para participar o no en una operación. Eso vale tanto para el Reino Unido como para Francia”, indicó el presidente francés.
Sin embargo, Hollande descartó que Francia emprenda una acción militar antes de que acabe la misión de los inspectores de la ONU que investigan en Siria el supuesto uso de armas químicas. Avanzó también que la intervención podría comenzar antes del miércoles, es decir, antes de que la Asamblea Nacional se reúna para discutir esta cuestión.
“Si el Consejo de Seguridad no puede actuar, se formará una coalición. Deberá ser lo más amplia posible. (…) Pero hay pocos países que tengan las capacidades de infligir una sanción con medios apropiados. Francia es una de ellos y está lista. Decidirá cuál es su postura en estrecha colaboración con sus aliados”, afirmó Hollande.
Según indicó anteriormente el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, los expertos de la ONU abandonarán Siria la mañana del sábado.
                                            -------------------------------------------
Países del Alba contra intento de intervención militar en Siria

 AVN 30/8/2013.- Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) condenaron este viernes cualquier intento de intervención militar extranjera en Siria, nación árabe que es víctima de violencia terrorista desde marzo de 2011 y que ahora es asediada por varias potencias de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan).
"Denunciamos que las amenazas de los gobiernos de Estados Unidos y sus aliados hacia Siria repiten el mismo patrón de mentiras y manipulaciones utilizado contra Libia, Irak y Egipto, entre otras naciones, lo que sólo persigue controlar la riqueza petrolera de la región y expandir los mercados occidentales", señala el comunicado especial del organismo latinocaribeño.
El Alba-TCP está integrado por Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y Las Granadinas, Cuba y Venezuela.
A continuación el texto íntegro del comunicado:
Los países del ALBA – TCP expresamos nuestra más profunda preocupación y levantamos nuestra voz para condenar de forma firme y categórica cualquier intento de intervención militar extranjera en territorio sirio, usando como excusa el presunto ataque con armas químicas, perpetrado el 21 de agosto del año en curso, cuyo origen es hasta ahora desconocido.
Basándose en acusaciones hasta ahora no comprobadas contra el Gobierno Sirio, sin ningún tipo de evidencias, y sin esperar el informe concluyente de la Comisión de la ONU, las potencias imperiales han declarado y justificado su intervención militar directa, siendo esto una clara amenaza de guerra inminente en la región que podría tener catastróficas consecuencias para la región del Oriente Medio, y para la paz y seguridad internacional.
Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países del Alba – TCP denunciamos que las amenazas de los gobiernos de Estados Unidos y sus aliados hacia Siria repiten el mismo patrón de mentiras y manipulaciones utilizado contra Libia, Irak y Egipto, entre otras naciones, lo que sólo persigue controlar la riqueza petrolera de la región y expandir los mercados occidentales.
Efectivamente existe un conflicto bélico en Siria, que se ha alimentado del apoyo que los gobiernos de los Estados Unidos y los países de la OTAN han dado a los grupos opositores al Presidente Bashar Al-Asad, armando y adiestrando a estos escuadrones de terroristas, con la finalidad de intervenir y mantener el control del país, lo que ha conllevado a una guerra de conquista y destrucción del pueblo sirio que es baluarte histórico de la civilización y bastión de la estabilidad de la región árabe.
Los Presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América responsabilizamos a las fuerzas imperiales de colocar al mundo entero a las puertas de una guerra desastrosa de consecuencias incalculables para la humanidad, que sin duda tendrá como saldo fatal, la muerte de cientos de miles de personas inocentes, especialmente de mujeres, niñas y niños que son las principales víctimas de los conflictos bélicos.
Por último, declaramos nuestra solidaridad con el pueblo de la República Árabe Siria y ratificamos nuestro compromiso con todos los esfuerzos que permitan lograr la paz en este hermano país, respetando siempre su soberanía, autodeterminación, independencia e integridad territorial.

El déja vu sirio

IADEG E581
El déja vu sirio

Pascual Serrano
eldiario.es  30/8/2013

Todo parece indicar que EEUU bombardeará Siria en los próximos días, es lo que los medios y la diplomacia denominan eufemísticamente “intervenir”. Para empezar debemos aclarar que tenemos la humildad de reconocer que, aunque parece indiscutible que hubo una masacre por armas químicas, no sabemos quiénes fueron los responsables. Es por ello que la ONU envía inspectores a la zona. Ignorado esto podemos presentar algunas deducciones lógicas. La primera de ellas es el principio establecido en el Derecho Romano y utilizado en criminalística de “cui prodest” (¿quién se beneficia?). Desde hace semanas, en la agenda de las potencias occidentales y sus adláteres árabes están las acusaciones contra el gobierno sirio por el uso de armas prohibidas, lo más absurdo que podría hacer ese gobierno sería asesinar un millar de civiles, incluidos niños, en un barrio que no forma parte del frente y poner en bandeja la justificación de una intervención militar de EEUU o de la OTAN. Es decir, la respuesta de “a quien beneficia” la masacre por agentes químicos es los partidarios de esa intervención militar contra Siria.
Lo siguiente que hemos comprobado es la rápida difusión de la noticia señalando la autoría del gobierno sirio. Tan rápida que el día 21 los medios internacionales estaban informando de una masacre de 650 personas por parte del ejército sirio utilizando como fuente informativa un tuit de la oposición siria. Nada más. No se me ocurre ningún agente social que pueda conseguir ser titular mundial con un tuit.
Inmediatamente, los gobiernos que han mostrado su apoyo a los rebeldes sirios comienzan a exigir la presencia de los inspectores en la zona para confirmar el ataque y determinar sus responsables, y acusan al gobierno sirio de no colaborar. Sin embargo, cuatro días después ese gobierno está autorizando la presencia de los inspectores y dotándoles de escolta para desplazarse a la zona. Cuando se dirigen al terreno, estos inspectores sufren un tiroteo. De nuevo el gobierno es acusado de la responsabilidad de los disparos de francotiradores al convoy. Sería un cosa curiosa que un bando escolte a unos inspectores de la ONU y al mismo tiempo les disparara. A continuación, los mismos que exigían la presencia de inspectoresdicen que ya es tarde, que no necesitan a los inspectores. Sin esperar a las conclusiones del equipo de investigadores de Naciones Unidas, el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, dice que ya tienen la información de inteligencia que demostrará que “no fueron los rebeldes y que el Gobierno sirio fue el responsable".
De nada sirve que el gobierno sirio lo niegue, o que Médicos sin Fronteras afirme que “no puede establecer la autoría del ataque”. La información del gobierno sirio, difundida por la televisión nacional de ese país, asegurando que el ejército allanó el día 24 un depósito de los opositores armados en Jobar, localidad de la periferia de Damasco, en donde halló varios barriles de agentes tóxicos con la inscripción hecho en Arabia Saudita, además de máscaras antigás y pastillas para neutralizar los efectos por la exposición a dichos químicos, sólo fue recogida por Prensa Latina.
El gobierno que más muertes ha provocado en la historia por armas atómicas (Hiroshima y Nagasaki) y por armas químicas (agente naranja en Vietnam) es el que se presenta como protector mundial de los daños por esas armas. El gobierno que inició una guerra de Iraq, que todavía continúa, justificada por unas armas de destrucción masiva que no existían, ahora propone hacer lo mismo por unas armas químicas fundadas en las mismas pruebas. La sensación de déjà vu con la invasión de Iraq es inevitable. Entonces pidieron inspectores y cuando se encontraban en el terreno les obligaron a salir precipitadamente porque comenzaban a bombardear.
Son los mismos gobiernos que se escudaron en una resolución de la ONU para proteger a los libios y terminaron bombardeando el convoy del presidente para que una horda de mercenarios lo linchara y colgara el vídeo en internet. Es la misma OTAN que bombardeó Yugoslavia sin autorización del Consejo de Seguridad argumentando una limpieza étnica que los forenses demostraron falsa y que, una vez más, lo volverá a hacer en Siria sin importarle la legislación internacional. Los mismos países que invadieron Afganistán para liberar a las mujeres de los talibanes y hoy siguen siendo lapidadas y el país aumentando su récord de producción de opio, corrupción y pobreza.
A todas esas personas bienintencionadas que dicen que no podemos permanecer impasibles ante la masacre de cientos de civiles en Siria hemos de explicarles que esos libertadores que esgrimen el derecho de proteger, la defensa de los derechos humanos y la implantación de la democracia cargan con demasiados antecedentes para que podamos creer en sus buenas intenciones.
Como señala Jean Bricmont (Imperialismo humanitario. El uso de los Derechos Humanos para vender la guerra, El Viejo Topo, 2008), asistimos a que gran parte del discurso ético de la izquierda considera la necesidad de exportar la democracia y los derechos humanos echando mano de las intervenciones militares del primer mundo, y califican de relativistas morales e indiferentes al sufrimiento ajeno a quienes critican esas injerencias. De forma que es precisamente esa izquierda la que inventa e interioriza “la ideología de la guerra humanitaria como un mecanismo de legitimación”. Es un error plantear que existen gobiernos buenos -que pueden invadir- y malos -que merecen ser invadidos y derrocados-. No olvidemos que si aceptamos esa opción, la invasión legítima, en el fondo, estamos autorizando la del fuerte sobre el débil. ¿Acaso invadirá Brasil (tan democrático como EEUU) a Iraq para instaurar la democracia? ¿Aceptaríamos que el Líbano bombardeara con carácter preventivo a Israel? Recordemos que ha sido atacado alguna vez por ese país, estaría muy fundado su ataque preventivo.
Olvidan también que el poder siempre se ha presentado como altruista. Decir que se bombardea Yugoslavia para impedir una limpieza étnica, se invade Afganistán para defender los derechos de las mujeres, se ocupa Iraq para llevar la democracia y liberar al país de un dictador o se ataca Siria para derrocar a un tirano no difiere mucho del discurso de la Santa Alianza para enfrentar las ideas de la Ilustración que inspiraron la Revolución Francesa, o del de Hitler que justificó su invasión de los Sudetes checoslovacos para defender a la minoría alemana. Parece que esa izquierda de fervor internacionalista humanitario olvida que, ya en los tiempos más recientes, el intervencionismo extranjero occidental, que viene a ser lo mismo que decir el estadounidense, es el que apoyó en Indonesia a Suharto frente a Sukarno, a los dictadores guatemaltecos frente a Arbentz, a Somoza frente a los sandinistas, a los generales brasileños contra Goulart, a Pinochet frente a Allende, al apartheid frente a Mandela, al Sha contra Mossadegh y a los golpistas venezolanos contra Chávez. Si de intervenir para proteger y salvar vidas se trata, bastaría con “bombardear” muchos países de África con tetra briks de leche en lugar de bombas de racimo.
Tampoco es que estemos defendiendo a talibanes, a Sadam, a Gadafi ni Al Assad. Estar en contra de un bombardeo de la OTAN o una invasión estadounidense no requiere de un pronunciado rechazo expreso a esos regímenes para que no se interprete que se defienden, el asunto que debemos plantearnos es la violación de la legislación internacional por parte de una potencia invasora, y las mentiras en las que se escudan para justificarla.
Fuente original: http://www.eldiario.es/zonacritica/deja-vu-sirio_6_169443055.html

Agresion a Siria

IADEG E581
Siria vuelve a unir a neoconservadores y 'halcones progres

La Vanguardia  31/8/2013

Diez años después de la invasión de Iraq, los neoconservadores –el grupo de intelectuales que contribuyó a diseñar aquella guerra– y los llamados halcones progres –izquierdistas partidarios de intervenciones militares en defensa de los derechos humanos– vuelven a unirse. El motivo esta vez es la intervención en Siria.
La revista The Weekly Standard, uno de los órganos del neoconservadurismo, ha publicado una carta en la que llamaba al presidente demócrata Barack Obama a intervenir para "frenar la agresión infatigable de El Asad y ayudar a modelar e inflenciar los fundamentos de la Siria post-Asad".
Firman ilustres neoconservadores como William Kristol –director de The Weekly Standard e hijo de uno de los patriarcas del movimiento, Irving Kristol–, Elliott Abrams –veterano de la Casa Blanca de George W. Bush– y el ensayista Robert Kagan. Junto a ellos, veteranos izquierdistas que, en las vísperas de la invasión de Iraq, ya coincidieron con los Kristol, Abrams y Kagan en el respaldo del republicano George W. Bush: Paul Berman, autor en ensayos sobre el islam político, Martin Peretz, expropietario de la revista de centroizquierda New Republic, y Leon Wieseltier, columnista en la misma revista. También suscribe la carta el 'intello' francés Bernard Henri-Lévy.
Siria no es Iraq, aunque el fantasma de Iraq sobrevuele ahora el debate sobre la intervención. Pero la coincidencia entre los neocons y los halcones progres (‘liberal hawks’, en inglés) es uno de los paralelismos reales entre la invasión del 2003 y los actuales preparativos bélicos. Como en Iraq, los firmantes de la carta ven en la intervención en Siria una obligación moral para frenar a un dictador, y una necesidad para preservar los intereses de EE.UU. Hace diez años el papel de la izquierda belicista no fue menor.
Iraq ha quedado en la historia como la guerra de Bush y de los neoconservadores, la facción republicana que abogaba por una política exterior robusta, desacomplejada y dedicada a promover la democracia. Pero a veces se obvia que la invasión contó con un amplio consenso en la sociedad estadounidenses –todavía bajo el shock de los atentados del 11-S– y que muchos demócratas -entre ellos la entonces senadora Hillary Clinton- votaron a favor de otorgar poderes al presidente para lanzar la guerra. También fue notoria –no decisiva pero influyente– la cobertura que intelectuales y columnistas de izquierdas dieron a la operación.
Bill Keller, entonces columnista de 'The New York Times', bautizó a este grupo de defensores de la invasión, en el que se incluía, como el ‘Club-de-los–no-me-puedo-creer-que-yo-sea-un-halcón’. Eran progresistas que creían en la bondad de derrocar a un tirano sanguinario como Sadam Hussein y de intentar extender la democracia en Oriente Medio, aunque fuese a cañonazos. Keller admitía su militancia en el club con cierto complejo. Otros carecían de cualquier complejo, como el periodista Christopher Hitchens, uno de los más entusiastas promotores de la invasión, que equiparaba con batallas históricas de la izquierda contra las tiranías. "Siempre está buscando el momento definitorio --dijo de él el periodista Ian Buruma--, nuestra guerra civil española, en la que tú te sitúas en el lado correcto y resiste al enemigo".
El historiador Tony Judt les llamó “los tontos útiles de Bush”.
Las afinidades entre los neoconservadores y la izquierda no son nuevas. El movimiento neoconservador tiene su origen en progresistas –algunos, trotskistas en su juventud– que en los años sesenta y setenta se desencantaron con las políticas sociales del Partido Demócrata y con el antiblecismo ante Vietnam. Poco a poco giraron a la derecha. “Un neoconservador es un liberal que ha sido atracado por la realidad”, decía Irving Kristol.
En ‘Neoconservadurismo. Biografía de un movimiento’, el historiador francés Justin Vaïsse --hasta hace unos meses era miembro del laboratorio de ideas Brookings Institution, en Washington-- recuerda cómo, en los años noventa, los neocons aplaudieron parte de la política exterior del demócrata Bill Clinton, como las intervenciones en Bosnia y Kosovo.
Los Balcanes fueron para un sector de la izquierda estadounidense el equivalente de la guerra civil española en los años treinta, el conflicto moral de su tiempo, que llevó a muchos a “abandonar los instintos antimilitaristas para llamar a la intervención”, en palabras de Vaïsse. Esto, añade, “les colocó en el lado de los neoconservadores, que en su mayor parte querían intervenir por razones morales y estratégicas, como una demostración de fuerza para garantizar la pax americana”. Uno de los ensayos que mejor reflejó el espíritu de la época es 'Un problema infernal', publicado en el 2002, donde, desde una perspectiva progresista, la periodista y activista Samantha Power documentó –y denunció– la pasividad de sucesivas administraciones de EE.UU. ante los genocidios del siglo XX.
La retórica de la Administración Clinton, que hablaba de EE.UU. como de la “nación indispensable”, gustaba a la derecha intervencionista. Los neocons se sentían incómodos en un Partido Republicano con una fuerte presencia de aislacionistas y partidarios de la realpolitik. “No se nos ha perdido nada allí”, dijo el ‘realista’ James Baker, que había sido secretario de Estado con George Bush padre, cuando EE. UU. intervino en Bosnia. La confluencia de intereses entre halcones progres y neocons durante la guerra de Iraq se gestó entonces.
Algunos autores, citados por Vaïsse, llegaron a escribir que fue la izquierda la que ofreció la legitimidad intelectual a la guerra de Bush hijo: con la teoría de la “paz democrática”, según la cual dos democracias nunca harían la guerra entre ellas; con la idea, inspirada por las transiciones en la Europa Central y Oriental, de que la llegada de la democracia en países autoritarios no eran tan complicada como se creía; y la doctrina de la obligación de intervenir para evitar crímenes contra la humanidad. Eran ideas optimistas sobre las relaciones internacionales y el género humano; los conservadores, históricamente, había sido pesimistas y prudentes, menos dados a los experimentos e inclinados a la ‘reapolitik’, basada en los intereses nacionales.
La coalición entre neocons y halcones liberales se deshizo poco después de la invasión. El fiasco de la ocupación los alejó. Con la llegada de Obama a la Casa Blanca, en el 2009, los neoconservadores quedaron relegados. Muchos de ellos reniegan de la etiqueta.
Diez años después algunos, como Keller, que se convertiría en director de The New York Times, se han retractado. Tony Judt y Christopher Hitchens han muerto. Samantha Power es la embajadora de EE.UU. en la ONU. Justin Vaïsse, autor del mejor ensayo sobre el neoconservadurismo, ejerce desde marzo jefe de la célula de análisis, prospectiva y estrategia del Quai D'Orsay, el ministerio de Exteriores de Francia, ahora aliada de EE.UU. ante la Siria de Bashar El Asad. Y neocons y halcones liberales se reencuentran.
"Los sabios de Iraq --ironiza en The Atlantic el periodista James Fallows-- nos ofrecen consejo sobre Siria".
                                          --------------------------------
Rusia vuelve a rechazar cualquier resolución antisiria en el CSNU

Hispan Tv  30/8/2013

Rusia ha vuelto a mostrar este viernes su oposición a cualquier tipo de resolución antisiria que haga posible el uso de la fuerza contra este país árabe.

Rusia no aceptará ninguna resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que permita una acción militar contra Siria, ha declarado un viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Guenadi Gatilov.

Gatilov ha dado a conocer otra vez la postura de Moscú acerca del caso sirio mientras que la segunda reunión de los cinco miembros permanentes de CSNU, (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido) realizado el jueves por demanda de Moscú, concluyó sin lograr una postura común sobre el conflicto que azota Siria desde hace más de dos años.

"No hubo convergencia de puntos de vista" dentro del Consejo, explicó un diplomático bajo anonimato.

Los países participantes habían realizado el miércoles una reunión para abordar la crítica situación que vive Siria, pero no alcanzaron ningún consenso al respecto.

Estas reuniones tuvieron lugar en momentos en que los expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se encuentran en el país árabe para investigar las alegaciones formuladas por Estados Unidos y sus aliados sobre el uso de armas químicas por parte del Gobierno de Damasco contra su propio pueblo.

Las alegaciones de EE.UU. y sus aliados bajo las cuales prevén llevar a cabo una ofensiva militar contra Siria se producen cuando los expertos de la ONU planean entregar su primer “informe oral” al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon tras su salida del territorio sirio, prevista para el próximo sábado por la mañana.
                                           
                                 ---------------------------
Francia ratifica voluntad de actuar contra gobierno sirio           
 
París, 30 ago (PL) El presidente francés, François Hollande, ratificó hoy su voluntad de tomar acciones contra el gobierno sirio, incluso sin el respaldo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de su aliado, el Reino Unido.
•    Ataque químico mercenario busca agresión extranjera, afirma Siria
•    Unión Interparlamentaria contra intervención militar en Siria
•    Sesenta partidos condenan intervención contra Siria
•    Occidente viola derecho internacional en Siria, afirma analista ruso
•    Asean contra amenaza de la fuerza para dirimir diferencias
•    Guatemala pide esperar informe ONU antes de intervenir a Siria
"Si el Consejo de Seguridad no puede actuar, se formará una coalición que debe ser lo más grande posible. (â��) Pero hay pocos países con las capacidades de infligir una sanción mediante los medios apropiados. Francia las tiene, ella está lista", aseguró el mandatario en entrevista con el diario Le Monde.

El jefe de Estado juzgó necesaria una acción internacional en Siria que ponga fin el gobierno de Bashar al Assad, a quien acusa de haber utilizado armas químicas contra la población, siguiendo las acusaciones lanzadas por grupos opositores armados que operan allí.

Sobre el asunto, al Assad presentó indicios de que es la oposición quien emplea ese tipo de armamento y aseguró que las imputaciones contra su Ejecutivo están dirigidas a tender una cortina de humo sobre el evidente avance del Ejército Árabe Sirio contra las bandas mercenarias financiadas desde el exterior.

No obstante, Hollande señaló que su país deberá actuar con respecto al conflicto, y sostuvo que lo harían incluso sin el apoyo de sus aliados británicos, cuyo Parlamento vetó la intención del primer ministro David Cameron de intervenir militarmente la nación del Levante.

"Cada país es soberano para participar o no en una operación, eso vale tanto para el Reino Unido como para Francia", consideró.

El presidente anunció además que conversará hoy con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, para tratar el tema sirio en profundidad.

Con respecto a la eventual intervención militar promovida en los últimos días por las potencias occidentales, el enviado especial de la ONU para el conflicto sirio, Lajdar Brahimi, alertó que cualquier acción de ese tipo sin la aprobación del Consejo de Seguridad sería una violación de la legislación internacional.

ARMAS PARA LA PAZ…?

Iadeg E578
ARMAS PARA LA PAZ…?
Jorge Rachid

Indignación frente a la hipocresía es la reacción de cualquier persona normal en el mundo, ante la noticia de que la Unión Europea reunida en Bruselas, con el impulso de Gran Bretaña, Francia y Alemania y el apoyo explícito de EEUU, han decidido proveer de armas y material bélico a los supuestos rebeldes sirios, con el objetivo de evitar mas muertes….

Muchos analistas veníamos planteando la posibilidad de que la crisis europea, llevase al mundo a un conflicto bélico de proporciones, ante la necesidad de poner en marcha sus hoy parados complejos industriales-militares, con bancos desbordantes de dinero, con desocupación creciente que en los menores de 25 años alcanza el 40%. Usar un conflicto interno a complejizar e internacionalizar, es una maniobra perversa, que colocará al planeta ante graves riesgos.

Es otra vez la teoría del Caos, primero se provoca una convulsión tipo reclamo por elecciones, de fraudes, de corrupción, de represiones; luego ante la falta de respuestas comienzan los atentados, que ya no son catalogados de terroristas sino de “rebeldes” por parte de la prensa internacional, alineada con esos intereses; el siguiente paso es el reconocimiento en el exterior de “un gobierno en el exilio” desde donde llegará el financiamiento necesario para prolongar la acción armada; luego los medios empezarán a hablar y mostrar la “brutalidad del régimen” o sea el gobierno legítimo de ese país en la defensa de sus instituciones; luego cuando la ofensiva fracasa se llama a terceros interesados que planteen que su seguridad está amenazada y actúan atacando desde fuera; por último se llama a la “comunidad internacional” a intervenir si es posible a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y si hay veto de Rusia y China como en el caso Sirio, se procede en nombre “de la democracia y la libertad” como lo hicieron en Irak, con las consecuencias conocidas, de centenares de miles de muertos por petróleo. Un canje siniestro.

El costo de este tipo de operaciones, también por el oro negro en Libia fue de 16 mil millones de dólares de financiamiento a rebeldes sirios y mercenarios de todas las partes del mundo, hambrientos de dinero y “libertad”. Una compleja trama de intereses coaligados irrumpe en esos escenarios con fines siempre ocultos a los argumentos esgrimidos, son verdaderas carambolas a tres bandas, donde destruyen regímenes poco dóciles a los manejos imperiales, se quedan con sus recursos naturales y emplazan un gobierno títere que les responda a sus demandas. Es la historia de los Imperios a lo largo de los tiempos.

No olvidemos las palabras de Winston Churchill a los pocos días del derrocamiento del Presidente Perón en 1955, en la Cámara de los Comunes: “ hoy es el día mas glorioso del Reino Unido después de la Segunda Guerra Mundial, hemos derrocado al tirano Perón y lo perseguiremos mientras viva y después de muerto también, para que no quede memoria viva de él”. Una repetición calcada de la voracidad imperial en función de sus intereses, ante gobiernos que intentan reconstruir soberanía, ampliar derechos ciudadanos, contemplar los intereses de los pueblos y como plantea del Dr. Aldo Ferrer “vivir con lo nuestro”, ante la presión de los organismos internacionales, tanto financieros como políticos, que con los ejes neoliberales intentan que nos integremos sumisos a sus intereses, con perfil agroexportador de comodities, que nos condena a un colonialismo sumiso en forma permanente.

Los países árabes hace menos de 60 años que dejaron de ser colonias británicas y francesas, como así también italianas en las costas mediterráneas. Fueron liberadas bajo condiciones económicas y políticas en regímenes acordes a las necesidades del anterior tutelaje. Fue implantado Israel en la región, sometido y expulsado el pueblo Palestino y se fortalecieron regímenes monárquicos, nunca cuestionados ni demandados de democracia, como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Quatar, Kuwait entre otros dispuestos a cumplir junto a Israel, el papel de policías del Medio Oriente, al servicio de los países centrales, verdaderos gendarmes de los intereses concentrados a nivel mundial, que intentan preservar los recursos naturales de esos países bajo su dominio.

Actualmente esta medida de armar ejércitos mercenarios para seguir atacando regímenes que no responden a sus intereses, puede llevar a un conflicto bélico de proporciones, al responder Rusia que proveerá misiles interceptores al gobierno Sirio, ante los ataques iraelíes y las amenazas de extender el conflicto al Líbano y al Estado Palestino. Sin embargo la prensa internacional destaca la presencia, “del eje del mal”, del Partido Hezbollah, que tiene miembros del parlamento libanés elegidos por voto popular, contando con el primer ministro y miembros del gabinete nacional del Líbano, pese a lo cual es catalogado de “terrorista” por los mismos que ahora proveen armas a los verdaderos terroristas que operan en territorio Sirio, financiados y abastecidos por los “dueños de la libertad y la democracia” como la Unión Europea y EEUU.

No es lejano a lo que intentan en Latinoamérica, con la Alianza del Pacífico en un intento de debilitar el Mercosur y el UNASUR y al CELAC, construcciones de los pueblos integrados en un objetivo común de emancipación, desarrollo y liberación, como los que soñaron Artigas, Bolívar y San Martín. Lo hacen además con presiones financieras tipo Fondos Buitres, Riesgo País de consultoras privadas, demandas del FMI, denuncias ante el CIADI  y la OMC, todas herramientas de los poderes globalizados, en función de un capitalismo internacional codicioso y extorsivo.
Perón nos enseñó que “la política, es la política internacional”, por lo cual este análisis es parte de nuestra propia cotidianeidad, aquí en la Patria, que pelea por Soberanía política y económica mas Justicia Social, siendo la única forma de lograrlo desde la integración regional en una defensa común de la Patria Grande Latinoamericana.

DR. JORGE RACHID
CABA, 29 de mayo de 2013
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

EE.UU. prepara plan expedito para entregar armas a irregulares sirios

Iadeg E576

Iadeg E576

EE.UU. prepara plan expedito para entregar armas a irregulares sirios

 Washington, 7 may (PL) El senador republicano Bob Corker admitió hoy que Estados Unidos toma las medidas necesarias de forma expedita para armar a las bandas opositoras que intentan derrocar por la fuerza al Gobierno de Siria.

Corker reconoció que la Casa Blanca y el Pentágono hacen en el terreno más de lo que se informa públicamente con vista a entregar armamentos a los sublevados y consideró que estas operaciones se concretarán en breve.

Durante una entrevista este martes con la cadena televisiva CBS, el legislador reconoció que los subversivos no son muy buenos en el combate y, por esa razón, necesitan un apoyo directo de Estados Unidos.

Corker destacó en ese sentido el proyecto de ley introducido la víspera en la cámara alta norteamericana para legalizar los suministros bélicos a grupos selectos de la oposición armada.

El Gobierno sirio ha denunciado en numerosas ocasiones que Estados Unidos y sus aliados financian y brindan apoyo logístico de todo tipo a las bandas armadas que intentan derrocar al presidente Bashar Al Assad.

En las últimas semanas, Washington arreció su campaña mediática contra las autoridades sirias a las cuales inculpa por el supuesto empleo de armamento químico para rechazar los ataques de los irregulares, lo que Damasco niega de forma rotunda.

 
2011 MEDIO ORIENTE. Instituto Argentino de Estudios Geopolíticos - web: bello.daniel@yahoo.com.ar
Powered by Joomla 1.7 Templates