Sumisión europea, dignidad latinoamericana

Iadeg E580
Sumisión europea, dignidad latinoamericana
Editorial La Jornada  5/7/2013

La negativa de los gobiernos de Francia, España, Portugal e Italia para que el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, sobrevolara o aterrizara en sus respectivos territorios el pasado martes –ante las infundadas sospechas de que la aeronave transportaba al ex contratista de la NSA Edward Snowden– derivó en una crisis diplomática en la que ha saltado a la vista el consenso casi unánime de las naciones latinoamericanas frente al maltrato agraviante e irresponsable de que fue víctima el mandatario.
Ayer, mientras Morales proseguía con el trayecto de su vuelo de Moscú a La Paz, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Perú y Venezuela repudiaron los hechos, en tanto la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) convocó a una cumbre de emergencia, a realizarse hoy en la ciudad de Cochabamba, para analizar el caso. México emitió un comunicado en el que lamentó los hechos y refrendó su convicción de que deben respetarse los principios de derecho internacional y la buena práctica diplomática entre los estados, como de la inmunidad de jurisdicción de que goza un jefe de Estado.
El episodio referido pone de manifiesto un desarreglo de gran calado en el orden político internacional, en el que confluyen un claro retroceso de las naciones europeas en materia de soberanía y su sometimiento a los designios de Estados Unidos con el trato insolente, arbitrario e ilegal que esos mismos países dispensan a gobiernos como el de Bolivia, que en los últimos años se han distanciado en mayor o menor medida de la preceptiva política y económica dictada desde Washington.
La violación de París, Madrid, Lisboa y Roma a algunas de las normas diplomáticas más elementales –concretamente, a las que dotan de inmunidad jurídica a las aeronaves de los dignatarios– se produce no en el contexto de medidas de seguridad soberanas –lo cual habría sido de suyo sumamente cuestionable–, sino en el marco de la persecución emprendida por Washington en contra de Snowden por haber sacado a la luz pública información sobre el espionaje practicado por Estados Unidos hacia millones de ciudadanos, empresas, instituciones y autoridades de muchos países, entre ellos algunos integrantes de la Unión Europea.
Por lo demás, la condena generalizada de los gobiernos de Centro y Sudamérica a los hechos referidos da cuenta de un escenario que hasta hace algunos años habría resultado insospechado, en el que los estados latinoamericanos salen en defensa de la legalidad internacional, en tanto que las autoridades de países europeos, que se precian de defender las libertades y el estado de derecho, dan muestras de actitudes de atraso, sometimiento y dependencia política respecto de la superpotencia.
Sería deseable, por último, que gobiernos latinoamericanos que no han condenado abiertamente el atropello cometido contra Morales, como el de México, eleven el tono de sus pronunciamientos y se solidaricen con el mandatario boliviano, en la medida en que la retención sufrida por éste no es es sólo un agravio contra su persona y el pueblo boliviano, sino una señal de amedrentamiento hacia el conjunto de los países y las sociedades de América Latina.
Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/07/04/index.php?section=opinion&article=002a1edi

La enfermedad europea y la oportunidad de China

Iadeg E578
La enfermedad europea y la oportunidad de China

Basem Tajeldine – Rebelión – 30-05-2013
No son sólo los países más pequeños de la Unión Europea (UE), los malintencionadamente llamados “PIGS” (“cerdos” en ingles, término despectivo usado por los más poderosos para referirse a los países económicamente más pequeños como: Portugal, Irlanda, Grecia y España) quienes manifiestan los síntomas de una enfermedad terminal. Hoy los países considerados más “sólidos” y sostén del Euro, quienes decían tener las defensas altas para enfrentar cualquier enfermedad se descalabran ante la presencia del virus.
Alemania, sostén de la UE y paladín del “libre mercado”, también llamada “La locomotora de la UE”, se ha visto obligada –por las amenazas- en tomar medidas “nacionalistas” para respaldar la moneda y tratar de evitar o protegerse ante el ya previsible por muchos “colapso económico”, incluso vaticinado por sus malabaristas defensores. La crisis europea ya está pasando factura a Alemania. La primera economía de Europa creció sólo 0,7% en 2012. El ministro de Hacienda, Philipp Rösler, anunció las malas nuevas previsiones económicas para el año 2013, para el que el Gobierno espera un crecimiento del 0,4% y no del 1% que auguraba hace unos meses [1]. Esto explica la inquietud del gobierno alemán presidido por Angela Merkel quien tiene mucho más que perder si se mantiene inmóvil ante la debacle económica anunciada. La medida adoptada por Berlín fue nacionalizar parte de sus reservas en calculadas en más de 3396 toneladas de oro de las cuales 1.500 toneladas en Nueva York, 800 repartidas entre Londres y París [2].
Las malas nuevas más recientemente nos dice que también la otrora “poderosa” economía francesa ha entrado en recesión [3]. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (INSEE) de Francia, el Producto Interno Bruto (PIB) de ese país presenta “una dinámica negativa del 0,2%” en su primer trimestre. Muchos economistas no dudan en señalar que "la producción total está en punto muerto" y que cada día más se restringe el mercado europeo asolado por los altos niveles de desempleo (más del 27% de desempleo en España y Grecia, y cerca del 12% en Francia: La media de paro entre los jóvenes del conjunto de Europa se sitúa en el 25% [4]) además de los recortes salariales.
Hasta hace pocos días todos los titulares de los grandes medios de difusión occidentales se referían a las malas nuevas de Chipre y Eslovenia, este último un pequeño país miembro de la UE, de apenas poco más de 2 millones de habitantes, cuyo gobierno se propone privatizar alrededor de 15 empresas estatales y realizar una serie de recortes en los gastos sociales y la flexibilización laboral para “atraer inversión”, lo que se traduciría en aumentar los niveles de plusvalía (mayor explotación de la clase trabajadora).
20
El antídoto para la crisis capitalista sugerido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) a todos los países de Unión Europea siguen siendo las medidas recetas neoliberales que varios países latinoamericanos aplicaron en el pasado y que terminaron con la caída de varios gobiernos de la región. En Europa estas medida han terminado por destruir al otrora aplaudido y vanagloriado “Estado de bienestar social europeo”, y por ende, la capacidad adquisitiva de las clases medias de ese continente.
Desde el actual gobierno del Partido Popular (PP) presidido por Mariano Rajoy y sus predecesores socialdemócratas del PSOE en España, pasando por los socialdemócratas alemanes, el Partido Socialista de Grecia y el Partido Socialdemócrata de Portugal, el Partido Democrático de Italia, hasta los socialistas franceses, todos, coinciden en que las políticas de recortes deben ser aplicadas para “salvar” a la UE, aunque manifiestan ciertas diferencias en el estilo y dosis.
¿Implementará las mismas recetas restrictivas el seudo-socialista francés Francois Hollande luego de haberse oficializado las malas noticias económicas?
El alto grado de desarrollo de las fuerzas productivas en Europa, así como también en los Estados Unidos (EE.UU.), ha provocado el colapso o crisis económica que muy tempranamente Carlos Marx advirtió estaría motivada esta por la superproducción de mercancías, la imposibilidad de realizarse en el consumo, unida a la tasa decreciente de ganancia del capital.
Muchos marxistas refieren el hecho de que el sistema capitalista europeo se ha topado con los límites naturales dentro y fuera de sus propias fronteras, y en su competencia frente a la mundialización del capital, se enfrentan a las nuevas delimitaciones que les imponen los emergentes bloques económicos, particularmente, los países del bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y las barreras naturales de los Estados Nación que buscan proteger sus economías domesticas.
Las fuertes contradicciones y las luchas que libran los bloques de poderes mundiales por el control de los recursos naturales y los atractivos mercados de la periferia capitalista tienden a intensificarse cada día más. Los Estados Unidos y sus aliados europeos luchan mancomunadamente por mantener el control hegemónico de los más importantes mercados mundiales frente a los nuevos competidores que ya han pisado algo más que sus talones y vienen con fuerza motivados por sus impresionantes crecimientos económicos constantes (PIB), por la crisis estructural que enfrentan los viejos centros capitalistas y el abandono de la periferia capitalista.
Europa y China se debaten por los mercados Latinoamericanos
La lucha por el control de las materias primas y los atractivos mercados de la periferia capitalistas nunca han estado tan presentes en el orden del día.
La emergencia de nuevos bloques de económicos de poderes mundiales tales como la UE, la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (ANSA), la Comunidad Económica Euroasiática (CEEA), la Comunidad Económica Africana (CEA), BRICS, MERCOSUR y el ALBA, entre otros; frente a la recesión y decadencia que experimentan los centros capitalistas que impone los límites naturales mismos del sistema, han generado un cambio importante en el panorama mundial y terminado por desmontar las falsas ideas “progresista”, “democratizadora” y de “paz” que prometía el sistema.
Los límites impuestos por el alto grado de desarrollo de las fuerzas productivas en los EE.UU. y en la UE, el desbalance comercial entre estos y los llamados Países Emergentes (los agrupados en el grupo BRICS, pero fundamentalmente frente a China), así como las ingentes necesidades de materias primas requeridas por todos los países, así como también la disposición geopolítica convierte a África y Latinoamérica en blancos fundamentales de los intereses transnacionales y riega sobre estos una “lluvia de capitales”.
La ansiada estabilidad del sistema capitalista exige al centro capitalista mundial distribuir mejor los papeles económicos de cada país en el juego mundial. Desde siempre a la periferia capitalista le han impuesto el papel de simples productores de materias primas y de consumidores de las mercancías producidas en los centros capitalistas mundiales.
Muy recientemente La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha hecho público un informe que habla sobre la importante lluvia de capitales provenientes de Europa y China hacia los mercados de Latinoamérica y el Caribe, destacando que se trata de un “cifra récord de inversiones extranjeras directas en 2012”. De acuerdo con el documento, la inversión extranjera directa sumó el año pasado un total de 173.361 millones de dólares, es decir, un 6,7% más que en 2011 [3].
Según la CEPAL, las crecientes inversiones extranjeras en la región “se soportan en el sostenido crecimiento económico de la región”, pero también “en los altos precios de las materias primas y la elevada rentabilidad de las inversiones asociadas a la explotación de recursos naturales". El mismo informe resalta que Brasil continúa figurando como el principal país receptor de inversiones foráneas, y los aumentos más importantes se registraron en Chile, que recibió 30.323 millones de dólares, mientras que, Perú registró un monto de 12.240 millones de dólares.
21
De acuerdo con la CEPAL, las empresas transnacionales están presentes en casi todos los sectores de la economía y generan utilidades elevadas en un contexto de aumento de la demanda interna y altos precios de los productos primarios de exportación. El organismo comunicó que las compañías multinacionales obtuvieron más de 113.000 millones de dólares en 2011 en los países latinoamericanos y del Caribe. La comisión detalla en el informe que esas utilidades, denominadas rentas de Inversión Extranjera Directa (IED), se envían en proporción superior al 55% a las casas matrices de las transnacionales [4].
El informe de la CEPAL realiza un estudio minucioso y profundiza un poco sobre en el destino mismo de las inversiones en la región, que van dirigidas fundamentalmente a la extracción de materias primas y a la banca crediticia importadora, agregando poco o nada a la transferencia tecnológica y al verdadero desarrollo de la región. Según la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, "Los resultados obtenidos en materia de inversión extranjera directa dan cuenta del buen momento que atraviesa la economía de América Latina. Sin embargo, no vemos indicios muy claros de un aporte relevante de la IED a la generación de nuevos sectores o a la creación de actividades de alto contenido tecnológico, considerando que uno de los principales desafíos que enfrenta la región es un cambio en su estructura productiva" [3].
El alto grado de desarrollo de las fuerzas productivas en la UE, la tasa decreciente de ganancia del capital en las economías avanzadas, así como los límites naturales que impone el propio sistema hace imposible que nuevas inversiones de capital se lleven acabo en sus propios países de manera que les permita a estos enfrentar la recesión y los altos índices de desempleo que registran.
La lógica acumulativa del capital explica que este mismo se vea forzado en la necesidad de emigrar a los llamados mercados (países) emergentes en Latinoamérica y África que disponen de importantes reservorios en materias primas, pero no precisamente para el desarrollo de sus fuerzas productivas sino para la intensificación de la explotación de sus materias primas y como mercados atractivos para el consumo de los bienes producidos en los centros capitalistas.
Queda de parte de los gobiernos de los países emergente cambiar su destino manifiesto.
Es la hora de China
Luego del llamado proceso de “apertura” en China y su entrada al juego económico mundial a mediados de los años 70, el “socialismo de mercado” chino –término empleado por la dirigencia del Partido Comunista de China (PCCh) para definir su modelo económico- ha venido experimentado un crecimiento económico constante que en los últimos años ha logrado la proeza de plantarse como el más fuerte competidor económico de EE.UU. al punto de terminar por desplazar a la primera potencia mundial en varios mercados mundiales y provocar “un cambio radical en el equilibrio de poder que se produce en el mundo después de la Segunda Guerra Mundial” [5]
China se ha convertido en el país comercial más importante del mundo en razón su volumen de exportaciones e importaciones, desplazando así completamente a EE.UU. y a sus aliados europeos. Datos públicos reflejan que mientras la suma de las importaciones y exportaciones de EE.UU. ascendió el año pasado a 3,82 billones de dólares, según informó el Departamento de Comercio de ese país, la administración de aduanas de China informó que el comercio total de su país alcanzó los 3,87 billones de dólares. Asimismo, China tuvo un superávit de 231.100 millones de dólares en el comercio anual, mientras que, EE.UU. acumuló un déficit de 727.900 millones de dólares, según la Agencia Bloomberg [6].
En la actualidad muchos analistas económicos coinciden en que la República Popular China se está convirtiendo en el socio comercial más importante para países europeos como Alemania (locomotora y sustento de la UE), y para algunos países Latinoamericanos. China registra una tasa de crecimiento anual por encima de 2 dígitos. Según recientes datos suministrados por varias fuentes, la tasa de crecimiento anual de China se ubicó por encima del 10 % desde 1999, y sólo en el año 2012 bajó a 7,8%.
Es muy conocido que el gigante asiático posee las mayores reservas mundiales de moneda extranjera. Las reservas internacionales de China alcanzaron el pasado año 3,3 billones de dólares, el doble de la reserva global del oro, según los datos de la Agencia Bloomberg [7]. Se estima que China también posee una de las más grades reservas mundiales de oro. Algunas fuentes la calculan en alrededor de 4.000 toneladas, cifra muy superior a las 1.054 que otras fuentes afirmaban poseía hasta el año 2008 [8], sólo comparadas a las de Alemania [9].
El gigante asiático es también uno de los mayores consumidores de energía del mundo. La industrialización china requiere cada día de más energía. Muchos estudiosos afirman que China cuenta con el mayor mercado mundial de automóviles por se ve en la necesidad de requerir más energía para sustentar su modelo de consumo y así como también para mantener sus niveles de crecimiento económico.

China se ha convertido en el socio comercial clave no sólo en Europa y África sino también en Latinoamérica. Diversas fuentes afirman que China ha encontrado un mercado alternativo al africano (el más importante hasta hoy) y ha incrementado sus alianzas comerciales especialmente con Brasil, Perú, Venezuela y Chile.
La diplomacia china ha abierto sus brazos a Latinoamérica y ha fortalecido sus alianzas comerciales con varios países de la región que hoy toman distancia de EE.UU.
Según los últimos estudios económicos de la región, el informe de la CEPAL entre ellos, “el análisis de los mercados latinoamericanos muestra su tendencia hacia las economías asiáticas, sobre todo a la de China. El país aporta el 40 % de todas las inversiones que recibe América Latina, que se ha convertido en su principal destino fuera de Asia para las inversiones directas. Su Gobierno tiene especial interés en las explotaciones de cobre de Chile y Perú, de hierro y acero de Brasil y Perú, de gas y petróleo de Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela, de estaño de Bolivia y de níquel de Cuba” [10].
La política de contención impuesta por occidente contra el gigante asiático ha sido completamente abolida en la actualidad. China se ha convertido en el principal actor económico mundial e indiscutible principal contendor de EE.UU. El trato privilegiado que brindan las inversiones del gigante chino a todos los países; la diversificación de inversiones para beneficio mutuo; su política de no intromisión en los asuntos políticos internos en los países donde dirige sus inversiones y de respeto a sus soberanías, etc. hacen de las inversiones China un atractivo mucho mayor y sin comparación.
Fuentes:
[1] https://www.google.co.ve/search?q=alemania+en+recesión&oq=Alemania+en+reseci&aqs=chrome.1.57j0l2j62.6757j0&sourceid=chrome&ie=UTF-8
[2] http://economia.elpais.com/economia/2013/01/16/actualidad/1358343284_997890.html
[3] http://economia.elpais.com/economia/2013/05/14/empleo/1368562690_286169.html
[4] http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/15/economia/1368597067.html
[5]http://www.eclac.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/prensa/noticias/comunicados/7/49847/P49847.xml&xsl=/prensa/tpl/p6f.xsl&base=/prensa/tpl/top-bottom.xsl
[6] http://actualidad.rt.com/economia/view/95131-america-latina-transnacionales-ganancias
[7] http://actualidad.rt.com/economia/view/80415-china-gana-eeuu-batalla-mercados-mundiales
[8] http://search1.bloomberg.com/search/?q=China
[9] http://www.gold.org/
[10] http://sp.ria.ru/economy/20130304/156541871.html
[11] http://www.oroyfinanzas.com/2013/05/reservas-oficiales-oro-china-4-000-toneladas/
[12] http://actualidad.rt.com/economia/view/6977-EE.-UU.-disminuye-su-presencia-en-Latinoam%C3%A9rica-y-abre-puerta-a-China

El abandono del euro deja de ser tabú y gana posiciones en Alemania

Iadeg E578
El abandono del euro deja de ser tabú y gana posiciones en Alemania

Rafael Poch -- La Vanguardia – 19-05-2013
Tras los euroescépticos de derecha, la izquierda sopesa la salida de la moneda . "El euro se creó para mejorar la vida de la gente, no para llevarla a la ruina",
dice el exministro Lafontaine
A derecha e izquierda, el euro todavía es una vaca sagrada en Europa. "Si fracasa el euro, fracasa Europa", dice Merkel, formulando un consenso general. Hasta ahora sólo había euroescépticos políticamente organizados en la derecha conservadora, por ejemplo en el nuevo partido alemán, Alternativa por Alemania (Alternative für Deutschland), que de momento sólo tiene un 2% de intención de voto, pero las cosas están cambiando significativamente. La izquierda está comenzando a plantearse el euro, así como el dogma de que su abandono sólo puede conducir a una catástrofe apocalíptica.
La idea fundamental la ha lanzado Oskar Lafontaine, peso pesado socialdemócrata, exministro de Finanzas y seguramente el político alemán más creativo e innovador: Europa es más importante que el euro, dice. "La moneda única se creó para mejorar la vida de la gente, no para llevarla a la ruina". Hace tiempo que los políticos europeos no saben hacia dónde ir. La miseria que crea la austeridad alemana está llegando a Francia, así que la creación de una coalición europea contra Alemania es únicamente una cuestión de tiempo. En ese contexto, hay que plantearse la posibilidad de abandonar el euro.
El argumento básico parte de la opinión del economista conservador Hans-Werner Sinn, que dice que para poder regresar a un nivel de competitividad equilibrado en el interior de la eurozona, países como Grecia, Portugal o España deben acometer una devaluación interna de entre el 20% y el 30%, mientras que Alemania debe encarecerse un 20%.
Ambas cosas son imposibles, dice Lafontaine. Lo primero llevaría a esos países a la ruina. Lo segundo supondría una drástica subida salarial en Alemania, algo que las organizaciones patronales no consentirán y que los partidos políticos, desde los conservadores de la CDU/CSU, hasta los socialdemócratas (SPD) y verdes, pasando por los liberales (FDP), no tienen la menor intención de apoyar. Así que lo único que queda es organizar una "salida ordenada del euro".
Dos economistas de renombre, Heiner Flassbeck, que fue precisamente secretario de Estado con Lafontaine, y Costas Lapavitsas, de la Universidad de Londres, han explicado en un documento presentado el viernes por la Fundación Rosa Luxemburgo, lo que significa "salida ordenada del euro". Se trata de crear "un sistema monetario flexible pero coordinado" que sea capaz de lidiar con los desequilibrios internos de la Unión Europea.
"Dada la manifiesta incapacidad de las instituciones europeas para administrar correctamente la unión monetaria, hay que admitir que esta era un objetivo demasiado ambicioso", así que hay que "retirarse para poder avanzar de nuevo".
Algunos países deben plantearse salir del euro, pero no de la UE, puntualizan. Para que eso no signifique la catástrofe por todos pregonada, es necesario organizar dos cosas: "imponer estrictos controles administrativos a los bancos" y "controlar los flujos de capital", de tal forma que la salida de un país del euro no signifique su descapitalización.
Esta salida tiene riesgos, reconocen, pero también los tiene la situación actual que conduce al desastre, mientras que los planteamientos de socialización de la deuda vía eurobonos no parecen realizables.
13
La diferencia de este planteamiento con el de la derecha es que, por ejemplo, los euroescépticos de Alternativa por Alemania (AfD) simplemente quieren desembarazarse del euro. Su programa aboga por reintroducir el marco, aunque el presidente de AfD, Bernd Lucke, ha dicho este fin de semana que quienes deberían abandonar el euro son los países del sur de Europa. Lucke habla de "introducir una moneda paralela al euro" y admite una quita de la deuda en países como Grecia y "quizá" Portugal, mientras que desde la izquierda se quieren introducir controles a la circulación de capitales para proteger a las economías débiles. Ambos planteamientos coinciden en dejar de considerar la salida del euro como un tabú.
El mensaje no ha sentado bien ni siquiera en el partido de Lafontaine, Die Linke, y el resto de la izquierda europea, con la excepción de Chipre, desde Grecia hasta Portugal, pasando por Italia y España, abraza el euro.
Pese a la sombra del dominio alemán de Europa, la realidad es que Alemania está aislada y es cada vez más maldecida por doquier, explica el analista Jens Berger. Berlín ha tirado por la borda gran parte del capital de prestigio. En Europa ya sólo tiene a Finlandia, y a Austria a medias, como aliados. Los cruces de reproches con Bruselas son semanales. "Ningún miembro de la UE quiere ser dependiente de un solo país, Alemania", dicen Flassbeck y Lapavitsas. ¿Y fuera de Europa?: la oposición al curso alemán tiene aliados en Estados Unidos y Japón, que con una atrevida política expansiva, que está en las antípodas de la de Berlín, ya presentan buenas perspectivas.
Fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/20130519/54374208695/crece-numero-alemanes-abandono-euro.html

Prevé Alemania pronta recuperación económica

Iadeg E572
Prevé Alemania pronta recuperación económica           
 
Berlín, 11 feb (PL) El gobierno alemán prevé que la economía del país, considerada la mayor de Europa, se recuperará en los próximos meses, según se desprende de un informe divulgado hoy.
Las perspectivas mejoran paulatinamente. Los indicadores apuntan al fin de la actual fase de debilidad, recoge el documento, citado por la prensa local.

La economía germana se resintió en 2012 al registrar el producto interno bruto (PIB) un crecimiento de solo 0,7 por ciento, frente al tres por ciento obtenido en el ejercicio anterior.

Según la Oficina Federal de Estadísticas, el PIB se contrajo 0,5 por ciento en los últimos tres meses del pasado año, un dato que no sorprendió a los expertos.

La economía del país se ha visto afectada gradualmente por la crisis que afecta a la zona euro, dentro de la cual es considerada la locomotora del bloque.

No obstante, analistas coinciden en que los indicadores del país mejorarán relativamente durante el primer trimestre del año en curso, con lo cual se evitaría la recesión tras dos trimestres seguidos de repliegue.

Europa puede aprender de la Celac, afirma académico francés

Iadeg E570
Europa puede aprender de la Celac, afirma académico francés        
 
Por Amilcar Morales Garcia
PL 21/1/2013
 La próxima cumbre con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), permitirá a la Unión Europea (UE) comprender que existen alternativas a la austeridad para enfrentar la crisis, afirmó hoy el académico francés Salim Lamrani.
En entrevista con Prensa Latina, el periodista, escritor y profesor de la Universidad París-Sorbona señaló que en la cita, programada para el 27 de enero en Santiago de Chile, se encontrarán dos filosofías y dos proyectos de sociedad diferentes.

"Europa tiene mucho que aprender de la nueva América Latina que representan Brasil, Venezuela, Bolivia, Argentina y Ecuador, entre otros, en términos de lucha contra el mundo financiero y de recuperación de la soberanía", aseguró Lamrani.

Estos países lograron reducir el peso de la deuda y aliviar la opresión de los organismos multilaterales de crédito, sin aplicar medidas de ajuste extremas, al contrario de lo que está ocurriendo en la eurozona en la actualidad, recordó.

Destacó que mientras en numerosas naciones de la Celac se trabaja por poner al ser humano en el centro del proyecto social, en la UE todo está diseñado para favorecer a los grandes grupos financieros, aún a costa de sacrificar a cientos de miles de familias en Grecia, España o Portugal.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños se fundó en Venezuela en diciembre de 2011 y en ella participan 33 países del continente americano, con la excepción de Estados Unidos y Canadá.

Esta organización, dijo Lamrani, permite a los pueblos de la región basar sus relaciones en la reciprocidad, la solidaridad y la integración, para resistir a los designios hegemónicos de Washington.

Se trata, afirmó, de un paso hacia una especie de segunda independencia del continente, que abre la puerta a la elaboración de políticas económicas y sociales comunes, alternativas al neoliberalismo.

Tras la cita con la Unión Europea, los miembros de la Celac celebrarán su primera cumbre anual, donde Chile entregará a Cuba la presidencia pro tempore del grupo.

"Cuba siempre ha sido el símbolo de independencia, emancipación y dignidad del continente latinoamericano y es lógico que asuma la dirección de este organismo", destacó Lamrani.

Añadió que el prestigio de la Revolución es muy grande, porque no solo consiguió la consolidación de una nación soberana donde reina la justicia social, sino que hizo de la solidaridad un eje de su política internacional.

"Cuba no brinda sus excedentes sino comparte lo poco que tiene con la Humanidad. Las naciones más ricas del mundo deberían seguir este ejemplo", aseguró.

2011 Artículos y Noticias. Instituto Argentino de Estudios Geopolíticos - web: bello.daniel@yahoo.com.ar
Powered by Joomla 1.7 Templates